EL RASTRO DE ARANJUEZ. SIGLOS XIX-XXI (Artículo del libro de fiestas del Motín 2016)

5

Uno de los episodios cotidianos del pueblo de Aranjuez desde muchas generaciones atrás, es la venta ambulante y en especial el popular Rastro que se remonta al siglo XIX en calles destinadas al efecto por comerciantes locales o llegados de otras localidades.
Por aquellas fechas de 1850 se comenzaba a proyectar el Mercado de fábrica, y en plano con 166 cajones el día 12 de marzo de 1865, siendo inaugurado finalmente el día 30 de diciembre de 1894.
Hasta llegar a esta última fecha el Mercado de Abastos se situaba en la Plaza de la Constitución mediante cajones de madera y garabitos fijos, lo que diferencia del Rastro que era puntual y ambulante.

Los comerciantes ribereños que querían instalarse con un cajón o garabito, solicitaban permiso a la Alcaldía para establecerse de manera fija.
Aranjuez formaba su Ayuntamiento Constitucional el día 9 de septiembre de 1836. Cuarenta y un años después aparecía la venta en el Rastro de Aranjuez, según se contempla en un expediente municipal, que correspondían a las siguientes modalidades:
«-Puestos en Mercado Público con cajones o en el patio y marquesina.
-Puestos y ventas en ambulancia [ambulante].
-Puestos fijos en calles y plazas.
-Puestos situados los domingos y días de Fiestas en los sitios que designe la Alcaldía y cuya situación sea de cuatro metros de frente.
-Venta de géneros o mercancías, para establecimientos y particulares.
-Puestos en día de Romería.
-Venta de ganados por forasteros en época normal.
-Espectáculos y diversiones».

DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Published in: on agosto 28, 2016 at 1:25 pm  Dejar un comentario  
A %d blogueros les gusta esto: